Tercera revolucion industrial caracteristicas

Tercera revolucion industrial caracteristicas

La informática de la tercera revolución industrial

A lo largo de la historia, la gente siempre ha dependido de la tecnología. Por supuesto, la tecnología de cada época puede no tener la misma forma y tamaño que la de hoy, pero para su tiempo, era ciertamente algo en lo que la gente se fijaba.
La gente siempre utilizaba la tecnología de la que disponía para facilitar su vida y, al mismo tiempo, intentaba perfeccionarla y llevarla al siguiente nivel. Así es como comenzó el concepto de la revolución industrial. Ahora mismo, estamos atravesando la cuarta revolución industrial, también conocida como Industria 4.0.
La primera revolución industrial siguió al periodo de protoindustrialización. Comenzó a finales del siglo XVIII hasta principios del XIX. Los mayores cambios se produjeron en las industrias en forma de mecanización. La mecanización fue la razón por la que la agricultura empezó a ser sustituida por la industria como columna vertebral de la economía de la sociedad.
En esa época, la gente fue testigo de la extracción masiva de carbón junto con la importante invención de la máquina de vapor que creó un nuevo tipo de energía que más tarde ayudó a acelerar la fabricación de ferrocarriles, acelerando así la economía.

Ventajas de la tercera revolución industrial

Estas son las tres primeras revoluciones industriales que transformaron nuestra sociedad moderna. Con cada uno de estos tres avances -la máquina de vapor, la era de la ciencia y la producción en masa y el auge de la tecnología digital- el mundo que nos rodea fundamentalmente
Y aquí estamos, todos juntos, al comienzo de la cuarta revolución industrial. Pero esta vez, la revolución está impulsada por la nube, lo social, lo móvil, el Internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (AI), junto con el aumento de la
Quizás recuerde haber aprendido sobre la Revolución Industrial en clase de historia, y haber hablado de cómo las máquinas de vapor y las fábricas cambiaron el panorama de la economía y la sociedad europea y americana. ¿Pero eso no ocurrió sólo una vez?
En su libro La cuarta revolución industrial, Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, la Organización Internacional para la Cooperación Público-Privada, afirma que en realidad hay cuatro períodos distintos de
revolución industrial a lo largo de la historia, incluido el que estamos empezando ahora. Schwab describe una revolución industrial como la aparición de “nuevas tecnologías y nuevas formas de percibir el mundo [que] desencadenan un profundo cambio en la economía

Tercera revolución industrial

“Para 2020, el efecto de reducción de mano de obra de la digitalización provocará malestar social y la búsqueda de nuevos modelos económicos en varias economías maduras”. Esta funesta advertencia del analista informático Gartner tiene un buen pedigrí: John Maynard Keynes acuñó el término “desempleo tecnológico” en 1930 para describir que la innovación que ahorra mano de obra supera la capacidad de encontrar nuevas cosas que la gente pueda hacer.
En la década de 1970, la falta de trabajo en un futuro inminente se consideraba un gran desafío: ¿cómo sobreviviría la gente al ocio permanente? Si nos remontamos dos siglos atrás, incluso en medio de la servidumbre, Voltaire ofreció una respuesta: “El trabajo nos salva de tres grandes males: el aburrimiento, el vicio y la necesidad”. ¿Esta vez va en serio? ¿Estamos al borde de la Revolución Industrial 3.0?
Un campo de batalla de profundos cambios será la oficina. Se trata de la fábrica del siglo XXI, que emplea a un 30% de la mano de obra en las economías maduras. La oficina ha tenido un magnífico historial de resistencia a las mejoras de productividad. A pesar de las enormes inversiones en tecnologías de la información, el trabajo “del conocimiento” parece haber sido inmune al ataque del silicio. Entonces, ¿qué hay de nuevo? En una palabra: Los robots. En los últimos años, un nuevo tipo de empleado digitalizado se ha trasladado de la planta de producción a la trastienda de las empresas, y son diferentes a los de la TI tradicional.

Tercera revolución industrial pdf

Los avances técnicos también cambian la forma en que los seres humanos producen cosas. El paso a la tecnología de producción, completamente diferente del pasado, se llama también revolución industrial. Las nuevas tecnologías de producción cambiaron fundamentalmente las condiciones de trabajo y el estilo de vida de las personas. ¿Qué fueron las revoluciones industriales y dónde nos encontramos ahora? “De la Primera Revolución Industrial a la Industria 4.0”
La Primera Revolución Industrial se inició en el siglo XVIII mediante el uso de la energía de vapor y la mecanización de la producción. Lo que antes producía hilos en simples ruecas, la versión mecanizada conseguía ocho veces más volumen en el mismo tiempo. La energía del vapor ya era conocida. Su uso con fines industriales fue el mayor avance para aumentar la productividad humana. En lugar de telares accionados por el músculo, se podían utilizar motores de vapor para obtener energía. Desarrollos como el barco de vapor o (unos 100 años más tarde) la locomotora de vapor supusieron otros cambios masivos porque los seres humanos y las mercancías podían desplazarse grandes distancias en menos horas.