Imprimir vida laboral desde casa

Imprimir vida laboral desde casa

Comentarios

Es comprensible que, con un porcentaje tan elevado de la población que ha trabajado desde casa durante gran parte del año pasado, la idea de volver a la oficina a tiempo completo parece ser algo con lo que el público no parece estar de acuerdo.
Dado que muchos de los miembros de nuestro encantador equipo siguen trabajando desde casa, queríamos saber cómo se siente el país en su conjunto ante la posibilidad de volver a su lugar de trabajo este verano, así como los aspectos de la vida laboral que más esperan -o temen-. Hemos encuestado a 1.000 empleados del Reino Unido para saber más.
En primer lugar, pedimos a los participantes que nos dijeran cuándo creían que se sentirían preparados para volver a su lugar de trabajo habitual, y una quinta parte (20%) afirmó estar más que preparada para volver a su lugar de trabajo ahora mismo. Uno de cada siete (14%) de los encuestados afirmó que estaría encantado de volver a las oficinas no antes de junio de 2021.
Según nuestro estudio, más de un tercio de los empleados del Reino Unido (36%) que todavía trabajan desde casa estarían encantados de trabajar a tiempo completo desde casa para siempre. Una cuarta parte (24%), está dispuesta a volver al lugar de trabajo a tiempo parcial, trabajando la mayor parte de la semana desde casa si es posible.

Conciliación de la vida laboral y familiar de los empleados a distancia

Para apoyar a los ECR en el mantenimiento del equilibrio entre el trabajo y la vida privada, las instituciones deben apoyar estrategias individualizadas que se perfeccionan continuamente durante su formación. Aquí, a partir de nuestra discusión como parte del programa de Embajadores de la Comunidad eLife 2019-2020 y nuestras experiencias como ECRs, examinamos las estrategias que los individuos pueden adaptar para lograr un equilibrio más saludable entre las demandas de la vida personal y una carrera de investigación.
Aunque muchos de los retos a los que se enfrentan los académicos noveles son problemas sistémicos y tardarán en solucionarse, cierto nivel de ajuste y planificación individual puede ayudar a los ECR de forma más inmediata y a nivel individual. Las normas que aquí se presentan pretenden capacitar a los ECR para que actúen en la mejora de su propio bienestar, a la vez que suponen un llamamiento a la acción para que las instituciones aumenten los mecanismos de apoyo a sus becarios para que puedan prosperar y avanzar en sus carreras.
Tener flexibilidad en cuanto a cuándo y dónde se trabaja puede ayudar a gestionar las tareas y a sentirse más equilibrado. Es importante hablar de tus necesidades con la gente del trabajo y de casa, para establecer las expectativas y adaptarse a tu estilo de vida.

La vida laboral a distancia

La investigación ha demostrado definitivamente que el exceso de trabajo no es bueno ni para los empleados ni para sus empresas, y sin embargo, en la práctica, puede ser difícil superar los hábitos de trabajo poco saludables y alcanzar un equilibrio más sostenible entre la vida laboral y la personal. Para estudiar qué hace falta para que los profesionales ocupados hagan un cambio a mejor, los autores realizaron una serie de entrevistas a directivos de nivel medio y alto de dos empresas mundiales. Descubrieron que, si bien la mayoría de los encuestados asumía que trabajar muchas horas era inevitable, una minoría significativa de ellos fue capaz de resistir esta presión y lograr un equilibrio más saludable a través de un proceso de concienciación, repriorización consciente y aplicación de cambios públicos y privados. Los autores insisten en que, para lograr un cambio duradero, hay que ver este proceso no como una actividad única, sino como un ciclo en el que se reevalúan constantemente los sentimientos y las prioridades en evolución, y se ajustan las opciones laborales y vitales en consecuencia.
A pesar de la rotunda evidencia de que trabajar muchas horas puede ser perjudicial tanto para los empleados como para los empleadores, muchos profesionales siguen luchando por superar sus suposiciones -y sus hábitos profundamente arraigados- en torno a las horas de trabajo. ¿Qué hace falta para liberarse de estos patrones poco saludables y alcanzar un equilibrio más sostenible y gratificante entre la vida laboral y la personal?

Conciliación de la vida laboral y familiar

El equilibrio entre el trabajo y la vida privada es siempre algo difícil de conseguir, y trabajar desde casa puede hacerlo aún más difícil. Cuando el hogar se convierte también en un lugar de trabajo, las líneas entre ambos pueden difuminarse fácilmente. La definición de equilibrio entre la vida laboral y personal es diferente para cada persona, pero hay algunas reglas básicas que puedes seguir para definirlo tú mismo.
El primer paso para lograr el equilibrio entre la vida laboral y la personal es dedicar un lugar de tu casa al trabajo. Si tienes el lujo del espacio, elige una habitación para que se convierta en tu nueva oficina. Si no tiene una habitación libre, reserve un lugar en su apartamento para que se convierta en su estación de trabajo. Por muy tentador que sea, no trabajes desde la cama. Estar demasiado cómodo puede repercutir negativamente en la productividad; además, es mejor dejar la cama como un lugar al que acudir para evadirse del trabajo.
Sea cual sea el lugar de trabajo, asegúrate de tener una silla cómoda para sentarte y una buena iluminación. La luz natural mejora el estado de ánimo y la productividad, así que instala tu espacio cerca de una ventana si es posible. Si vas a realizar una videollamada y tu espacio de trabajo está en una zona abierta, ten en cuenta el fondo y cualquier otra distracción de mascotas, compañeros de piso o niños.