Informacion numero de telefono

Informacion numero de telefono

Número de teléfono para asistencia de directorio

Ofrecerle consejos para que ahorre dinero en su servicio de telefonía móvil es otra de las grandes ventajas de las que disfruta con Consumer Cellular. Aquí hay información que puede ayudarle a evitar una cuota que tal vez no conozca: puede disfrutar de asistencia de directorio gratuita.
La asistencia de directorio es ofrecida en todo el país por los operadores de telefonía móvil marcando el 4-1-1 en su teléfono móvil. A través de un operador en directo o de un sistema automatizado, la asistencia de directorio utiliza un software de base de datos personalizado para localizar listados y ponerle en contacto con la parte que desea.
Sólo tienes que marcar el 1-800-FREE-411 (o 1-800-373-3411) desde tu teléfono. Esta versión de la asistencia de directorio está patrocinada por los anunciantes, por lo que tendrá que escuchar un anuncio de 10 segundos antes de ponerse en contacto con un agente. Pero el servicio es fácil de recordar, sencillo de usar y, lo mejor de todo, gratuito.
Guarda el número como contacto en tu teléfono para tenerlo a mano siempre que lo necesites. Es una forma fácil de ahorrar dinero -y minutos- la próxima vez que necesite encontrar un número pero no tenga acceso a Internet o un smartphone cerca. Utilizar el servicio de información es una verdadera comodidad y el uso del 411 gratuito lo hace aún mejor.

Cómo llamar a la información de un número de teléfono

4-1-1 se utiliza comúnmente en Canadá y Estados Unidos como palabra de argot para “información” o “cotilleo”. En la canción de 1982 “Jump to It” de la cantante estadounidense Aretha Franklin, por ejemplo, la letra dice “We have a lot of fun, don’t we, girl, dishin’ out
El número se ha utilizado al menos desde 1930[2] en la ciudad de Nueva York,[3] San Francisco,[4] y otras grandes ciudades en las que predominaban los equipos de conmutación de paneles y barras transversales instalados por el sistema Bell. Sin embargo, en las ciudades más pequeñas del Bell System y en casi todas las zonas atendidas por GTE y otras empresas en las que los equipos paso a paso eran la norma, como Los Ángeles,[5] el 1-1-3 se utilizó al menos hasta la década de 1960, y en algunos casos (el noroeste del Pacífico, por ejemplo) hasta mediados de la década de 1980.
En Canadá y Estados Unidos, la asistencia telefónica era históricamente una función local, y la mayoría de las empresas actualizaban los listados en sus centros de asistencia telefónica con frecuencia, a veces a diario. Cuando se necesitaban números de larga distancia, antes de la plena introducción del servicio de larga distancia de marcación directa, las personas que llamaban llamaban al 4-1-1 o al “0” (operadora) y solicitaban una conexión de larga distancia gratuita con el centro de asistencia de directorios de la ciudad lejana.

Comprobar el número de teléfono del propietario

Una guía telefónica, comúnmente llamada directorio telefónico, guía de direcciones telefónicas, guía de teléfonos o páginas blancas y amarillas, es un listado de abonados telefónicos en una zona geográfica o de abonados a servicios prestados por la organización que publica la guía. Su finalidad es permitir encontrar el número de teléfono de un abonado identificado por su nombre y dirección.
La llegada de Internet y de los teléfonos inteligentes en el siglo XXI redujo en gran medida la necesidad de contar con una guía telefónica en papel[1][2]. Algunas comunidades, como Seattle y San Francisco, intentaron prohibir su distribución no solicitada por considerarla un desperdicio, no deseada y perjudicial para el medio ambiente[3][4].
Los nombres de los abonados suelen aparecer en orden alfabético, junto con su dirección postal o callejera y su número de teléfono. En principio, todos los abonados de la zona de cobertura geográfica aparecen en la lista, pero los abonados pueden solicitar que se excluya su número de la guía, a menudo pagando una cuota; en ese caso, se dice que su número “no está en la lista” (EE.UU. y Canadá), “ex-directorio” (inglés británico) o “privado” (Australia y Nueva Zelanda)[5].

Directorio de números de móvil

Los teléfonos celulares y otros dispositivos móviles se han convertido en herramientas esenciales para los empleados y funcionarios públicos. Los organismos públicos pueden comprar dispositivos móviles y entregarlos a los empleados y funcionarios, o pueden reembolsar a los empleados y funcionarios que utilicen sus dispositivos de propiedad privada para fines relacionados con el trabajo. Cuando el gobierno es propietario y paga el dispositivo móvil, está claro que la factura del organismo público es un registro público. Pero si el empleado o funcionario realiza llamadas personales utilizando un dispositivo de propiedad gubernamental, ¿los números a los que se llamó también son registros públicos? Y si el gobierno reembolsa a los particulares por el uso relacionado con el trabajo de un dispositivo de propiedad privada, ¿eso hace que sus facturas y registros telefónicos privados estén sujetos al acceso público? Esta entrada del blog responde a estas preguntas, utilizando el marco para responder a las solicitudes de registros públicos, que introduje en esta entrada.
Supongamos que la agencia gubernamental ha recibido una solicitud de copias de las facturas de los teléfonos de propiedad del gobierno. Aplicando el marco, la primera pregunta es si existe un registro que corresponda a la solicitud. La respuesta es claramente “sí”. La siguiente pregunta es si los registros se hacen o se reciben en la transacción de asuntos públicos. De nuevo, la respuesta es “sí”, en cuanto a la factura telefónica en sí. La tercera pregunta es si hay alguna excepción aplicable. En cuanto a la factura telefónica, la respuesta es no. Los registros financieros de un organismo público están generalmente sujetos al acceso público y no hay ninguna excepción para las facturas telefónicas. ¿Significa eso que toda la información de la factura es pública? Tal vez no.