Vinos de jumilla bodegas

Los mejores vinos de jumilla

Jumilla siempre ha hecho vinos tintos decentes. Hace décadas, los vinos de Jumilla aportaban color, fruta y cuerpo para potenciar las mezclas producidas en otras regiones vinícolas más famosas. Sin embargo, la ambición de la generación actual de viticultores no es tanto hacer productos decentes y comercializables como lograr vinos de fama internacional.
Centrándose en una uva autóctona, la monastrell, que se adapta perfectamente al clima soleado y seco de Jumilla y a los suelos pobres de piedra caliza, un número cada vez mayor de viticultores apasionados confía en estar en el buen camino.
Tradicionalmente, los viticultores aprovechaban la generosa insolación de la región plantando viñas en las laderas orientadas al sur, lo que garantizaba cosechas regulares de uvas completamente maduras. Hoy en día, los mejores viñedos se encuentran en las laderas orientadas al norte de la región, donde el calor del sol es más suave y la expresión del terruño se refleja en los vinos.
Esta estrategia no está exenta de riesgos, ya que la altitud de Jumilla y las influencias climáticas continentales la hacen propensa a las heladas primaverales y a la disminución de los niveles de azúcar en las uvas. A la cabeza de esta estrategia hay un puñado de talentosos productores de Jumilla que están logrando resultados sorprendentes.

Maridaje de jumilla

Nuestro trabajo se inspira en la experiencia acumulada de cuatro generaciones en constante evolución. Nuestra identidad se nutre de una constante visión de futuro sin renunciar a los valores tradicionales de la bodega familiar.
Saber másNuestro principal objetivo es poner en valor la amplia oferta de vinos de España y en especial de la D.O. Jumilla, una de sus regiones vitivinícolas más antiguas, rindiendo homenaje a los viticultores que cuidan los viejos viñedos con sentimiento y pasión.
Hemos ampliado nuestra gama de productos con el aceite de oliva virgen extra de producción propia y la almendra tostada, que junto con nuestro viñedo, forman los tres cultivos tradicionales de la “Trinidad” de la altiplanicie murciana.
Male Gaetán2020-12-31T13:20:15+01:00¡20, qué año!Male Gaetán2020-12-31T13:20:15+01:0031 de diciembre de 2020|Comentarios desactivados en 2020, qué año¡ A medida que se acerca el final del año, todos nos ponemos un poco nostálgicos; es hora de hacer balance y de hacer propósitos de año nuevo. Sin embargo, después de un año tan extraño, ¿quién será el primer valiente? Male Gaetán20-11-23T18:57:11+01:00Jumilla – el entorno ideal para la Monastrell ecológicaMale Gaetán20-11-23T18:57:11+01:0023 November 2020|Comments Off on Jumilla – el entorno ideal para la Monastrell ecológicaEl cultivo ecológico es relativamente fácil en Jumilla debido al clima mediterráneo y al hecho de que tenemos una variedad autóctona única que se adapta perfectamente a las condiciones: La Monastrell. Esta excepcional variedad se destina a la elaboración de

Vino tinto de jumilla

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Lectus arcu bibendum at varius. Ut porttitor leo a diam. Penatibus et magnis dis. Ut enim ad minim veniam.
La Denominación de Origen Jumilla está situada en el sureste de España, abarcando una amplia zona del norte de la región de Murcia y parte del sureste de la provincia de Albacete. Es una región accidentada, en la que los viñedos se extienden en una meseta rodeada de montañas con suelos pardos, pardo calcáreos y calcáreos, generalmente de gran capacidad hídrica y permeabilidad media.
Hablar de la Denominación de Origen Jumilla es hablar de la variedad Monastrell, ya que es la variedad de uva que mejor se ha adaptado a lo largo del tiempo a las condiciones climáticas y edafológicas y que da personalidad a sus vinos.
Además de nuestra variedad autóctona Monastrell, trabajamos con otras variedades de uva blanca como Airén, Sauvignon Blanc y Macabeo. Y también con uvas tintas como Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Syrah, Merlot, Garnacha Tintorera.

Fiesta del vino de jumilla 2021

Aunque se fundó oficialmente en 1991, Casa Castillo se encuentra en los terrenos de una antigua finca agrícola que incorporó una bodega construida por los franceses en 1870. La familia Vicente ha sabido sacar lo mejor de las viñas, todas ellas expuestas a un calor extremo en tierras no regadas.
Ubicada en las laderas de la Sierra del Molar, a una altura de hasta 760 metros, la propiedad ocupa 405 hectáreas, de las cuales 170 son de viñedo. El resto está plantado con almendros y olivos, que crecen entre pinos y matorrales.
En los últimos años se han producido cambios bajo la dirección de José María Vicente. Las plantaciones de tempranillo y cabernet, valoradas por su calidad y consideradas imprescindibles en los años 90, se han eliminado para dar paso a las variedades mediterráneas de maduración tardía, que pueden recolectarse en septiembre y octubre. Su objetivo es elaborar vinos más sedosos y frescos.
La Monastrell representa el 80% de las viñas, seguida de la Garnacha (12%), que no tiene tradición en la zona pero se ha adaptado bien al clima y los suelos de Casa Castillo, y la Syrah (8%). Los suelos son calcáreos y/o arenosos y con gravas en las zonas altas. Las nuevas plantaciones favorecen una mayor densidad, con unas 3.000 cepas por hectárea frente a las 1.600 de los viñedos tradicionales, aunque los rendimientos totales siguen siendo más o menos los mismos; el objetivo ahora es conseguir menores rendimientos por cepa.