Tarta de queso caliente

tarta de queso al horno

Dos veces en las últimas semanas, alguien ha llevado a un evento tarta de queso, recién sacada del horno.    Nunca había oído hablar de comer tarta de queso caliente.    Todas las recetas que he visto de cualquier cosa que se llame tarta de queso exigen que se enfríe bien.     No pude preguntarle a la gente si querían comerla tibia, o simplemente habían planeado mal y no habían dejado tiempo de enfriamiento.
Esto no es un post de queja.    Sé que podría comerlo o no comerlo.    No me da asco pensar en una tarta de queso caliente.    No estoy criticando las opciones de comida de nadie; de hecho nunca llamo a la comida de nadie «rara» o «asquerosa» y creo que es de mala educación hacerlo.    Esto es sólo una de esas cosas que me dan curiosidad.    Entonces, ¿se come la tarta de queso caliente?
Si está tan firme como para servirla tibia me preguntaría si está demasiado cocida. La tarta de queso debería tener un pequeño bamboleo en el centro hasta que se enfríe. Nunca he comido tarta de queso caliente, pero he cocinado muchas a lo largo de los años, siempre servidas frías. No he oído hablar de comerla caliente.
Si está lo suficientemente firme como para servirla caliente, me preguntaría si está demasiado cocida. La tarta de queso debe tener un pequeño bamboleo en el centro hasta que se enfríe. Nunca he comido tarta de queso caliente, pero he cocinado muchas a lo largo de los años, siempre servidas frías. No he oído hablar de comerla caliente.

tarta de queso caliente

Mi joven amiga Audrey y yo hemos trabajado juntas en esta tarta de queso y hemos hecho algunos ligeros cambios en la receta base de Dorie. Hemos espesado la corteza de galletas Graham en la parte inferior y no dejamos que suba por los lados. También cubrimos la tarta con una cobertura de crema agria cremosa y la servimos con una salsa de frambuesa brillante y ácida.
En esta receta hay que envolver muy bien la tarta de queso en papel de aluminio y luego hornearla al baño María, lo que significa simplemente colocar la tarta de queso envuelta en una bandeja de asar u otra fuente grande y añadir unos centímetros de agua humeante en la bandeja exterior.
¡Gran consejo! En lugar de envolver el molde con capas de papel de aluminio, que a veces se rompen y provocan fugas, prueba este consejo de la lectora de Simply Recipes Quantina: compra un molde de aluminio desechable barato y moldéalo alrededor de la tarta de queso.
Las grietas que aparecen tan pronto como la tarta de queso está hecha son una señal de que la tarta de queso está demasiado cocida o de que te has saltado el baño de agua. Las grietas que aparecen después del enfriamiento son una señal de que la tarta de queso se ha enfriado demasiado rápido.

tarta de queso animada

Mi joven amiga Audrey y yo hemos trabajado juntas en esta tarta de queso y hemos hecho algunos ligeros cambios en la receta base de Dorie. Hemos espesado la corteza de galletas Graham en la parte inferior y no dejamos que suba por los lados. También cubrimos la tarta con una cobertura de crema agria cremosa y la servimos con una salsa de frambuesa brillante y ácida.
En esta receta hay que envolver muy bien la tarta de queso en papel de aluminio y luego hornearla al baño María, lo que significa simplemente colocar la tarta de queso envuelta en una bandeja de asar u otra fuente grande y añadir unos centímetros de agua humeante en la bandeja exterior.
¡Gran consejo! En lugar de envolver el molde con capas de papel de aluminio, que a veces se rompen y provocan fugas, prueba este consejo de la lectora de Simply Recipes Quantina: compra un molde de aluminio desechable barato y moldéalo alrededor de la tarta de queso.
Las grietas que aparecen tan pronto como la tarta de queso está hecha son una señal de que la tarta de queso está demasiado cocida o de que te has saltado el baño de agua. Las grietas que aparecen después del enfriamiento son una señal de que la tarta de queso se ha enfriado demasiado rápido.

tarta de queso con nieve

Estimado SOS: Mi marido y yo acabamos de regresar de un viaje a Israel para asistir a la boda de uno de sus antiguos alumnos. Nos alojamos en el precioso hotel Mount Zion de Jerusalén, que servía un increíble desayuno israelí. Además de una amplia gama de deliciosas ensaladas, ofrecían un plato de tarta de queso caliente. La tarta de queso caliente era increíble: ligera, parecida a un suflé y no demasiado dulce. Un plato perfecto para el desayuno. Todavía estamos soñando con ese plato y nos encantaría tener la receta.Nadine SteinbergSan ClementeCorrecto Nadine: Una tarta de queso sin corteza, la versión de Mount Zion de este clásico es rica, ligeramente ácida y no demasiado dulce, con un ligero toque de naranja. La tarta está deliciosa servida caliente o fría.
En el bol de una batidora de pie con el accesorio de pala, o en un bol grande con una batidora de mano, bata el queso crema, la crema fresca y la nata espesa. Con la batidora en marcha, añadir poco a poco la harina de maíz hasta que esté bien mezclada y no haya grumos.
Engrasar generosamente con mantequilla un molde desmontable de 9 pulgadas y forrar el exterior del molde con papel de aluminio (para evitar que el agua caliente se filtre mientras se hornea la tarta de queso). Vierta la mezcla en el molde preparado. Coloque el molde en una bandeja para asar y póngalo en el centro del horno. Vierta suavemente el agua caliente en la bandeja de asar hasta que llegue a tres cuartos del lado del molde desmontable.