Que es la fermentación

Que es la fermentación

Qué es la fermentación en la respiración celular

La fermentación es un proceso metabólico en el que un organismo convierte un hidrato de carbono, como el almidón o un azúcar, en un alcohol o un ácido. Por ejemplo, la levadura realiza la fermentación para obtener energía convirtiendo el azúcar en alcohol. Las bacterias realizan la fermentación convirtiendo los hidratos de carbono en ácido láctico. El estudio de la fermentación se denomina zimología.
El término “fermentar” viene de la palabra latina fervere, que significa “hervir”. La fermentación fue descrita por los alquimistas de finales del siglo XIV, pero no en el sentido moderno. El proceso químico de la fermentación se convirtió en objeto de investigación científica hacia el año 1600.
La fermentación es un proceso natural. La gente aplicaba la fermentación para hacer productos como el vino, el hidromiel, el queso y la cerveza mucho antes de que se comprendiera el proceso bioquímico. En las décadas de 1850 y 1860, Louis Pasteur se convirtió en el primer zimurgista o científico que estudió la fermentación cuando demostró que ésta era causada por células vivas. Sin embargo, Pasteur no tuvo éxito en sus intentos de extraer la enzima responsable de la fermentación de las células de levadura. En 1897, el químico alemán Eduard Buechner molió levaduras, extrajo líquido de ellas y descubrió que el líquido podía fermentar una solución de azúcar. El experimento de Buechner se considera el inicio de la ciencia de la bioquímica y le valió el Premio Nobel de Química de 1907.

Tipos de fermentación

La fermentación es un proceso metabólico que produce cambios químicos en los sustratos orgánicos mediante la acción de las enzimas. En bioquímica, se define en sentido estricto como la extracción de energía de los hidratos de carbono en ausencia de oxígeno. En la producción de alimentos, puede referirse más ampliamente a cualquier proceso en el que la actividad de los microorganismos produce un cambio deseable en un alimento o bebida[1] La ciencia de la fermentación se conoce como zimología.
En los microorganismos, la fermentación es el principal medio para producir trifosfato de adenosina (ATP) mediante la degradación de nutrientes orgánicos de forma anaeróbica. La ecuación verbal de la fermentación es: glucosa → etanol + dióxido de carbono, o C6H12O6 (aq) → 2C2H5OH (l) + 2CO2 (g)[2] Los seres humanos han utilizado la fermentación para producir alimentos y bebidas desde el Neolítico. Por ejemplo, la fermentación se utiliza para la conservación en un proceso que produce el ácido láctico que se encuentra en alimentos agrios como los pepinos encurtidos, la kombucha, el kimchi y el yogur, así como para producir bebidas alcohólicas como el vino y la cerveza. La fermentación también se produce en el tracto gastrointestinal de todos los animales, incluidos los humanos[3].

Qué es el proceso de fermentación

La fermentación es un proceso metabólico que produce cambios químicos en los sustratos orgánicos mediante la acción de las enzimas. En bioquímica, se define en sentido estricto como la extracción de energía de los hidratos de carbono en ausencia de oxígeno. En la producción de alimentos, puede referirse más ampliamente a cualquier proceso en el que la actividad de los microorganismos produce un cambio deseable en un alimento o bebida[1] La ciencia de la fermentación se conoce como zimología.
En los microorganismos, la fermentación es el principal medio para producir trifosfato de adenosina (ATP) mediante la degradación de nutrientes orgánicos de forma anaeróbica. La ecuación verbal de la fermentación es: glucosa → etanol + dióxido de carbono, o C6H12O6 (aq) → 2C2H5OH (l) + 2CO2 (g)[2] Los seres humanos han utilizado la fermentación para producir alimentos y bebidas desde el Neolítico. Por ejemplo, la fermentación se utiliza para la conservación en un proceso que produce el ácido láctico que se encuentra en alimentos agrios como los pepinos encurtidos, la kombucha, el kimchi y el yogur, así como para producir bebidas alcohólicas como el vino y la cerveza. La fermentación también se produce en el tracto gastrointestinal de todos los animales, incluidos los humanos[3].

Importancia de la fermentación

La fermentación es un proceso metabólico que produce cambios químicos en los sustratos orgánicos mediante la acción de las enzimas. En bioquímica, se define en sentido estricto como la extracción de energía de los hidratos de carbono en ausencia de oxígeno. En la producción de alimentos, puede referirse más ampliamente a cualquier proceso en el que la actividad de los microorganismos produce un cambio deseable en un alimento o bebida[1] La ciencia de la fermentación se conoce como zimología.
En los microorganismos, la fermentación es el principal medio para producir trifosfato de adenosina (ATP) mediante la degradación de nutrientes orgánicos de forma anaeróbica. La ecuación verbal de la fermentación es: glucosa → etanol + dióxido de carbono, o C6H12O6 (aq) → 2C2H5OH (l) + 2CO2 (g)[2] Los seres humanos han utilizado la fermentación para producir alimentos y bebidas desde el Neolítico. Por ejemplo, la fermentación se utiliza para la conservación en un proceso que produce el ácido láctico que se encuentra en alimentos agrios como los pepinos encurtidos, la kombucha, el kimchi y el yogur, así como para producir bebidas alcohólicas como el vino y la cerveza. La fermentación también se produce en el tracto gastrointestinal de todos los animales, incluidos los humanos[3].