La rana que estaba cantando debajo del agua

¡rana enana africana cantando!

El año pasado compré un par de hidrófonos para poder hacer grabaciones bajo el agua. Nunca los había utilizado en el campo hasta anoche, cuando decidí lanzarlos al estanque de nuestro patio trasero para ver cómo sonarían los píos de los píos de primavera. De pie en el borde del estanque, lancé los dos micrófonos a unos tres metros en el estanque, colocándolos a unos tres metros de distancia para conseguir un efecto estéreo, y luego los monitoricé con los auriculares.
Para mi total sorpresa e incredulidad, había algo más que el mero piar de los mirlos, que era lo único que podía oír por encima del agua. Había sonidos fuertes de ronquidos, y una variedad de llamadas tartamudeantes. Cómo puede ser… ninguno de estos sonidos era audible para mí si me quitaba los auriculares y escuchaba sólo los sonidos aéreos:
Por suerte, reconocí los patrones. Al parecer, son los ronquidos y graznidos de las ranas piqueras, Rana [Lithobates] palustris, que son algo comunes en mi zona, aunque nunca las he visto ni oído en el estanque de nuestro patio trasero. Se sabe que llaman bajo el agua, aunque siempre supuse que sólo lo hacían cuando se asustaban, cuando se sumergían. En este caso, TODA su llamada parecía ser bajo el agua. He escuchado muchos ronquidos de la rana Pickerel en situaciones aéreas aquí en el norte del estado de Nueva York, generalmente durante el mes de mayo, y son muy fáciles de escuchar. Pero anoche, la llamada parecía ser completamente bajo el agua. ¿Es esto inusual? ¿O sucede la mayor parte del tiempo?

Rana loca bajo el agua

La voz es una característica única que utilizamos para identificarnos unos a otros, incluyendo el sexo, la edad y el estado de ánimo de alguien. Hablamos utilizando el flujo de aire para hacer vibrar nuestras cuerdas vocales, comúnmente conocidas como cuerdas vocales. Los ancestros terrestres de la rana africana de uñas Xenopus también utilizaban la respiración y las cuerdas vocales para comunicarse, pero volvieron a la vida acuática hace 180 millones de años y tuvieron que evolucionar una forma diferente de crear sonidos. Los Xenopus actuales viven en el agua y utilizan un nuevo mecanismo que les permite cantar durante horas bajo el agua sin salir a respirar. Los machos de cada grupo principal de especies de Xenopus producen cantos de cortejo con intervalos armónicos correspondientes a una octava, una cuarta perfecta o una tercera mayor o menor.
Las especies actuales de Xenopus no tienen cuerdas vocales. En su lugar, tienen un elaborado conjunto de componentes vocales: los músculos de la laringe contraen varillas móviles emparejadas que terminan en discos. Durante los últimos 40 años, se pensó que estas ranas creaban sonidos colapsando pequeñas burbujas de aire entre los discos, de forma similar a los camarones que chasquean. Pero nunca se han observado tales burbujas, y la forma exacta en que estas ranas consiguen crear sonidos bajo el agua ha sido un misterio.

Crazy frog – i like to move it (vídeo oficial)

Pocos animales son conocidos por poder vocalizar bajo el agua, pero aún menos comunes son los reptiles o anfibios que lo hacen.    Cuando una rana llama desde la orilla de un estanque, empuja el aire de un lado a otro desde su saco vocal hasta sus pulmones y a través de sus cuerdas vocales.    Hacer eso bajo el agua sería increíblemente difícil y amortiguado.    Sin embargo, las ranas africanas con garras han desarrollado una forma de producir sonidos bajo el agua sin utilizar las cuerdas vocales.    En su lugar, estas ranas utilizan una combinación de componentes vocales que incluyen varillas móviles con discos en el extremo.    Cuando los discos se separan, se excita la laringe y hace que ésta y los tejidos circundantes creen ruido.    Se ha descubierto recientemente y era un misterio para la ciencia hasta 2019.    Antes de eso se suponía que rompían pequeñas burbujas entre los discos para hacer ruido, pero nunca pudieron observar los mecanismos en uso.    Gracias a ello, las ranas de uñas africanas son capaces de comunicarse entre sí una gran cantidad de información bajo el agua.
Las ranas de uñas africanas se encuentran en todo el sur de África, a lo largo del valle del Rift, pero también se encuentran de forma invasiva en Estados Unidos, Chile, Francia y muchos otros países. Debido a la rapidez con la que superan a las especies autóctonas, han causado grandes problemas a muchas especies, especialmente a las que están amenazadas o en peligro de extinción.    Las ranas de garras africanas tienden a encontrarse en cuerpos de agua estancados y cálidos, entre 60°F-80°F.    Si se encuentra en una situación en la que necesita realojar a su mascota, póngase en contacto con la Sociedad Humanitaria local, con el Servicio de Rescate de Reptiles o con la Sociedad Herpetológica.    Puede encontrar más información en https://www.habitattitude.net/

Había una rana que cantaba – aprende los nombres de los animales

Los animales que son pequeños en comparación con las longitudes de onda del sonido se enfrentan al reto de localizar una fuente de sonido, ya que los principales indicios de la dirección del sonido -diferencias de tiempo interaural (ITD) y diferencias de nivel interaural (ILD)- dependen del tamaño. Sorprendentemente, la mayoría de los vertebrados terrestres poseen oídos acoplados internamente (ICE) con una cavidad llena de aire que conecta los dos tímpanos y produce un sistema de oído medio intrínsecamente direccional. Bajo el agua, las longitudes de onda más largas y la mayor velocidad del sonido reducen las señales de DTI y DIL. No obstante, muchos animales se comunican a través del sonido subacuático y lo localizan. Aquí se estudia un representante típico dotado de ICE: la rana con garras totalmente acuática Xenopus laevis. Se demuestra que dos factores mejoran la calidad de la localización del sonido subacuático. En primer lugar, los pulmones inflados funcionan como resonadores de Helmholtz y generan diferencias de amplitud direccional entre las vibraciones del tímpano en el rango de alta frecuencia (1,7-2,2 kHz) y de baja frecuencia (0,8-1,2 kHz) de las llamadas publicitarias de los machos. Aunque las ILD que llegan desde el exterior prácticamente desaparecen, las diferencias de nivel internas percibidas son apreciables, más de 10 dB. A diferencia de, por ejemplo, los lagartos con tímpanos finos y flexibles, los tímpanos en forma de placa han demostrado ser la segunda clave de Xenopus para manejar con éxito el entorno acuático. Según el ICE, tanto los tímpanos en forma de placa como los pulmones inflados que funcionan como resonadores de Helmholtz explican el rendimiento de la fonotaxis de Xenopus.