Comportamiento niños 2 años

Lista de control del desarrollo del niño de 2,5 años

¿Cansado de cambiar pañales? A la hora de enseñarle a ir al baño, fíjate en las señales que te da tu hijo. Mostrar interés por el orinal, ser consciente de que se hace pis y caca y expresar la necesidad de ir al baño son señales de que tu hijo está probablemente preparado. Aprovecha esa conciencia leyendo juntos libros sobre el orinal y «practicando» con un asiento para el orinal.
Los médicos se basan en determinados hitos para saber si un niño pequeño se está desarrollando como se espera. Hay una amplia gama de lo que se considera normal, por lo que algunos niños adquieren habilidades antes o después que otros.  Los niños que nacen prematuramente alcanzan los hitos más tarde. Habla siempre con tu médico sobre los progresos de tu hijo.

Hitos del desarrollo emocional de los 2 años

Tu bebé entra en su segundo año y se convierte en un niño pequeño, que gatea con fuerza, empieza a andar e incluso habla un poco. Explorar los límites establecidos por tus normas y sus propios límites físicos y de desarrollo ocupará gran parte de su tiempo durante los próximos años.
Como cada niño se desarrolla a su propio ritmo, es imposible saber con exactitud cuándo el tuyo perfeccionará una determinada habilidad. Los hitos del desarrollo te darán una idea general de los cambios que puedes esperar a medida que tu hijo crezca, pero no te alarmes si toma un rumbo ligeramente diferente. No obstante, alerte a su pediatra si muestra alguno de los siguientes signos de posible retraso en el desarrollo para este rango de edad.
La información contenida en este sitio web no debe utilizarse como sustituto de la atención médica y el asesoramiento de su pediatra. Puede haber variaciones en el tratamiento que su pediatra le recomiende en función de los hechos y circunstancias individuales.

Tabla de comportamiento de los niños de 2 años

Habilidades como tomar turnos, jugar a la fantasía o dar patadas a una pelota se denominan hitos del desarrollo. Los hitos del desarrollo son cosas que la mayoría de los niños pueden hacer a cierta edad. Los niños alcanzan hitos en su forma de jugar, aprender, hablar, comportarse y moverse (como saltar, correr o mantener el equilibrio).
Debido al creciente deseo de los niños de ser independientes, esta etapa suele denominarse los «terribles dos». Sin embargo, puede ser una época emocionante para los padres y los niños pequeños. Los niños pequeños experimentarán grandes cambios de pensamiento, aprendizaje, sociales y emocionales que les ayudarán a explorar su nuevo mundo y a darle sentido. Durante esta etapa, los niños pequeños deberían ser capaces de seguir instrucciones de dos o tres pasos, clasificar objetos por su forma y color, imitar las acciones de los adultos y los compañeros de juego y expresar una amplia gama de emociones.
Como su hijo se mueve más, también se encontrará con más peligros. Las situaciones de peligro pueden producirse rápidamente, así que no pierdas de vista a tu hijo. Aquí tienes algunos consejos para ayudar a mantener a tu hijo en crecimiento a salvo:

Lista de control del desarrollo de los niños de 2 a 3 años

Como empiezan a hablar con frases y, a veces, a decir las cosas con mucha seguridad, es fácil pensar que tu hijo es más mayor de lo que realmente es. Lo más importante es recordar que tu hijo, incluso a esta edad, sigue siendo un bebé. Puede esperar un poco, pero no mucho.
Tu hijo puede guardar sentimientos fuertes en su interior durante un tiempo, pero estos sentimientos pueden estallar fácilmente en un arrebato de excitación, miedo o frustración. Puede ser muy aterrador que pierdan el control de esos sentimientos tan grandes: tienes que estar ahí para sostenerlos y asegurarles que son amados.
No dejes que tu hijo corra demasiado o suba demasiado alto sin traerlo de vuelta. Tu hijo aún no comprende la seguridad, así que debes mantenerlo a salvo. Dale muchas oportunidades de jugar en equipos seguros en areneros y parques.
Por ejemplo, es posible que lloren y griten cuando tengan que abandonar un parque infantil. Esto puede molestarte, pero recuerda que allí se divertían, así que no te alejes de los parques infantiles. Son divertidos y buenos lugares para aprender habilidades como trepar y correr. Con el tiempo, aprenderán que aunque tengan que irse, volverán para jugar de nuevo.