Colicos y gases en bebes

Cólicos y gases en los recién nacidos

Principio de la página Resumen del temaAlgunas personas tienen problemas para digerir las proteínas o el azúcar de la leche (intolerancia a la lactosa). Pero estos problemas son muy raros en los bebés. Hasta que el médico pueda evaluar a su bebé, no suele ser aconsejable interrumpir la lactancia materna o cambiar la leche de fórmula como medio para remediar los presuntos problemas de digestión de los alimentos. La gran mayoría de los bebés a los que se les diagnostican cólicos no tienen problemas de salud que afecten a la digestión. Pero hay muchas cosas que pueden provocar cierto grado de gases abdominales, lo que puede empeorar el llanto. Causas de los gases Aliviar los gases Si el médico de su hijo le sugiere un medicamento para reducir los gases, utilícelo exactamente como se le ha recetado.Información relacionadaReferencias

Autor: Personal de Healthwise Revisión médica: Dr. John Pope – Pediatría Dr. Thomas M. Bailey – Medicina Familiar Dra. Kathleen Romito – Medicina Familiar Dr. Adam Husney – Medicina Familiar Dra. Susan C. Kim – Pediatría

Actual a partir de: 27 de mayo de 2020Autor: Healthwise StaffRevisión Médica:John Pope MD – Pediatría & Thomas M. Bailey MD – Medicina Familiar & Kathleen Romito MD – Medicina Familiar & Adam Husney MD – Medicina Familiar & Susan C. Kim MD – Pediatría

Bebé con gases

El sueño del recién nacido: ¿Cuánto debe dormir un recién nacido? Actualizado el 29 de enero de 2021|2 min read Ha sido un largo día en el hospital. Probablemente tu bebé se ha acurrucado junto a ti para dormir por primera vez, y lo hará durante un tiempo.Cuántas horas duermen los recién nacidosLa aplicación Lumi Smart Sleep Coaching combina el seguimiento del sueño sin esfuerzo con el asesoramiento de expertos en sueño para ayudar a tu bebé a establecer hábitos de sueño saludables, desde el principio. Co-creado con pediatras y diseñado para ayudarle a través de cada cambio de sueño desde el nacimiento hasta los 16 meses, cubre todo, desde los Fundamentos del Sueño del Recién Nacido hasta las transiciones de la siesta y las regresiones, compartiendo una variedad de métodos suaves y probados de entrenamiento del sueño para que

Síntomas de cólicos en los bebés amamantados

Todos los recién nacidos lloran y se ponen nerviosos a veces. Durante los tres primeros meses de vida, lloran más que en cualquier otro momento. Pero cuando un bebé sano llora durante más de 3 horas al día, más de 3 días a la semana, el médico puede decir que el bebé tiene cólico (KOL-ik).

El cólico es un patrón especial de llanto. Los bebés con cólicos están sanos, comen y crecen bien, pero lloran en rachas. Los episodios ocurren a la misma hora del día. Lo más frecuente es que el llanto comience a primera hora de la tarde.

Los médicos no están seguros de la causa de los cólicos. Puede deberse a problemas digestivos o a una sensibilidad a algo de la leche de fórmula del bebé o a lo que come la madre lactante. O puede deberse a que el bebé esté intentando acostumbrarse a las vistas y sonidos de estar en el mundo.

No existe ninguna prueba para detectar los cólicos. Los profesionales de la salud preguntan por el llanto y por el estado del bebé. Si crees que tu bebé tiene cólicos, llama al médico.

Algunos bebés necesitan menos estimulación. Los bebés de 2 meses o menos pueden estar bien envueltos en pañales, tumbados de espaldas en la cuna con las luces muy tenues u oscuras. Asegúrate de que el fular no esté demasiado apretado. Deja de envolverlo cuando el bebé empiece a ser capaz de darse la vuelta.

Llevar el cólico

Como madre primeriza, ¿tenía idea de que los bebés tenían tantos gases? Sabía que tendría que lidiar con noches de insomnio, muchos pañales sucios y regurgitaciones, pero no sabía que los bebés suelen expulsar gases entre 13 y 21 veces al día.

¿Por qué? Bueno, los bebés tienen muchas oportunidades a lo largo del día y de la noche para tragar demasiado aire. Obviamente, toman aire de más cuando lloran, y cuanto más cólicos tenga tu bebé, más aire ingerirá. Otros motivos de los gases pueden atribuirse a posiciones incorrectas de alimentación, sobrealimentación, exceso de lactosa (especialmente en la leche de vaca), alergias alimentarias o intolerancia a los alimentos.

Aunque tu bebé coma en la posición perfecta, no tenga alergias y no tenga cólicos, puede tener gases porque sus intestinos aún están formando la microflora que necesita para digerir eficazmente los alimentos. Hasta que su sistema digestivo inmaduro se desarrolle, esto significa una cosa: ¡Gases! Y por eso todos los padres se convierten en expertos en ayudar a sus bebés a expulsar los gases. Piensa en ello como un requisito de trabajo que viene con el estimado título de «mamá» o «papá».