Actividades para aprender a escribir

Actividades de escritura en el instituto

Para ayudar a los niños a tener un mejor dominio cuando empiezan a aprender a escribir, prueba con los lápices de golf. Son los lápices pequeños que se ven en los campos de minigolf y en las boleras. Su tamaño hace que sea más fácil para las manos pequeñas agarrarlos y equilibrarlos correctamente.
El agarre de un lápiz puede ayudar a los niños a aprender a sostenerlo correctamente. Un buen agarre es el que parece una mancha blanda con huellas dactilares. O puedes hacer el tuyo propio enrollando arcilla en una pequeña bola y empujándola en la punta del lápiz.
Practica la escritura de letras en puré de patatas, azúcar o harina. Extiende el alimento sobre una superficie plana. Los niños pueden usar el dedo índice para escribir letras o palabras pequeñas. Ayúdales a recordar que deben moverse de arriba a abajo y de izquierda a derecha.
A veces, los niños no pueden sentir que están haciendo letras cuando escriben. Escribir en superficies con textura ayuda. Para conseguir una superficie con textura, pon el papel encima de algo rugoso, como papel de lija o un mantel individual de plástico rugoso.
Traza las líneas en el papel rayado con pintura para tela o pegamento escolar y deja que se sequen. El lápiz “golpeará” las líneas cuando los niños escriban. También puedes resaltar las líneas de arriba, del medio y de abajo para enfatizarlas.

Actividades de escritura para preescolares

Las actividades de preescritura para niños de preescolar no sólo ayudan a los más pequeños a aprender la forma y la estructura de las letras del alfabeto, sino que también cumplen otras funciones. Según la bloguera de educación Lisette, de Where Imagination Grows, la práctica de la preescritura enseña la direccionalidad en la escritura, fomenta el desarrollo de los músculos finos y la coordinación, y también ayuda a los estudiantes a procesar información sensorial fundamental para el proceso de escritura.
Todo lo que necesitas para hacer estas increíbles bolsas sensoriales son bolsas de almacenamiento con cierre, harina, agua y colorante alimentario. Los niños pueden utilizar bastoncillos de algodón o sus dedos para dibujar formas, líneas y letras en la bolsa.
Aplana un trozo de plastilina de tamaño medio en una superficie plana. A continuación, utiliza un objeto puntiagudo para dibujar una letra en la zona aplanada. (Asegúrate de que la letra es lo suficientemente grande como para que sea fácilmente reconocible cuando se llene de pajitas). Corta las pajitas de plástico en segmentos de una pulgada. Deje que los niños “tracen” las letras con los segmentos de paja de colores.
Los alumnos utilizan marcadores de puntos para practicar la mecánica de la escritura y acostumbrarse a los ángulos y curvas de las letras. Haz clic en el enlace anterior para descargar 12 páginas gratuitas de hojas de trabajo de preescritura con rotuladores.

Secuencia

Las investigaciones demuestran que la escritura a mano es una habilidad fundamental que puede influir en la lectura, la escritura, el uso del lenguaje y el pensamiento crítico de los alumnos. Tiene un papel importante en el desarrollo del cerebro. Es necesaria junto a la tecnología en el aula y favorece el éxito en otras materias académicas.
Otro estudio, llevado a cabo por Kast, Meyer, Vogeli, Gross y Jancke (2007), descubrió que la focalización de los múltiples sentidos durante un programa de entrenamiento de la escritura ayudaba a los estudiantes con y sin dislexia de desarrollo a mejorar sus habilidades de escritura.
La instrucción multisensorial también puede ayudar a los niños a involucrarse más en el aula. Los resultados de un estudio realizado por Molenda y Bhavangri (2009) afirmaron que los alumnos se implican emocionalmente en las actividades multisensoriales del aula.
A continuación se presentan diez enfoques multisensoriales/manuales para ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades de escritura y abordar problemas como letras/números ilegibles, inconsistencia en el tamaño de las letras/números e inversiones de letras/números.
Por ejemplo, describa el aspecto de una letra: “la B tiene una línea recta y dos curvas que salen hacia la derecha, la C parece una luna creciente, la E parece un peine al que le faltan algunos dientes, la V son dos líneas inclinadas que se unen en la parte inferior, etc.

Actividades para las habilidades de escritura

1- Lea a su hijo literatura rica en todos los géneros. Hable de cómo el autor utilizó esta palabra “elegante” en lugar de una palabra “aburrida”. Señale el clímax de la historia y cómo el autor resolvió el problema. Ayude a su hijo a ver que puede aprovechar o utilizar estas ideas en su propia escritura.
2- Dale libertad para que escriba/dibuje sin corregir en exceso la ortografía, la formación de las letras, etc. Habrá ocasiones en las que estas cosas sean importantes y deban corregirse, pero a veces los niños sólo necesitan una zona “libre de juicios”.
3- Deja que escriban sobre cosas que les interesan. ¿Y qué si acaba de escribir su quinto libro sobre cómo jugar al fútbol? Al menos está escribiendo. Si sus trabajos escritos empiezan a sonar todos iguales, sugiérele que escriba sobre las reglas del fútbol, cómo ganó su equipo el último partido o incluso un poema sobre el fútbol.
4- Proporciónale recursos, como una carpeta de palabras de vista, un libro que acabéis de leer juntos, etiquetas por la casa, tarjetas de palabras de vista o un diccionario de ortografía para niños. Puedes encontrar montones de ideas y recursos de ortografía divertidos y prácticos aquí en mi blog.