Ley patrimonio historico español

Ley patrimonio historico español

Wikipedia

El concepto de patrimonio cultural ha seguido un proceso ininterrumpido de ampliación en el último siglo. De lo artístico e histórico y lo monumental como valores y tipologías centrales, ha pasado a incorporar otros elementos que integran una nueva noción ampliada de cultura. Responde a una nueva concepción derivada de la teorización científica de la etnología y la antropología, a la que se asocia un aumento de la conciencia social con estas otras expresiones y manifestaciones de la cultura. Este proceso podría sintetizarse ahora en la propuesta doctrinal del tránsito de los «bienes» a los «bienes» o, en términos más actuales, de los bienes materiales a los bienes inmateriales.
El proceso de emergencia del patrimonio inmaterial es largo en el tiempo. Los estudios etnográficos y antropológicos, desde que alcanzaron estatus científico en los últimos años del siglo XIX, habían impulsado el florecimiento del interés hacia las formas de expresión de la cultura tradicional. Cabe recordar, entre los estudiosos del folclore en España, la labor de Antonio Machado Álvarez, padre de los hermanos Machado, y su entonces moderna y avanzada concepción del folclore, creador, en 1881, de la «Sociedad para la recogida y estudio del En la estela de otras iniciativas tomadas en esos años fuera de España, principalmente en Inglaterra, sigue la estela de otras iniciativas tomadas en esos años. Y estas reflexiones se consolidarán con el amplio desarrollo científico de la antropología y la etnología a lo largo del siglo XX.

Sitios del patrimonio mundial de la unesco en españa

Intereses históricos, culturales y educativos Los bienes culturales conservados en su país de origen tienen un valor etnológico, histórico, cultural y educativo. Estos valores se ven reforzados para la nación de origen por la presencia del bien dentro de sus fronteras. La presencia en la nación de origen mantiene un vínculo entre el artefacto y su entorno geográfico e histórico. El confucianismo ilustra la importancia crítica de los bienes culturales residentes.El método de protección del patrimonio puede dividirse en dos tipos: estático y dinámico. Las reliquias culturales deben ser protegidas al estilo de los museos, es una protección estática; la lengua y otros patrimonios culturales no materiales para ser protegidos por el estado vivo. La protección estática se basa en la protección de los herederos, para que desempeñen un papel activo en su patrimonio cultural inmaterial y en su desarrollo. En primer lugar, hacer que los voluntarios locales y los residentes de la comunidad sean el papel principal de la protección del patrimonio cultural, para establecer mecanismos de protección de los voluntarios, para despertar la autoconciencia y la acción de la población local para proteger el patrimonio cultural; En segundo lugar, en el proceso de protección, el gobierno y las organizaciones no gubernamentales deben respetar los derechos culturales de la población local y el derecho al desarrollo, a fin de proteger eficazmente los derechos e intereses legítimos de la población local.

Patrimonio de la humanidad de la unesco en español

El Patrimonio Nacional es un ente público regulado por una ley específica de 1982, la Ley 23/1982, de 16 de junio, heredera de una larga serie de disposiciones que incluyen las leyes de 1865, 1869, 1876, 1932 y 1940, además de las ordenanzas anteriores al siglo XIX. En definitiva, esta entidad estatal constituye el núcleo esencial y más importante del antiguo Patrimonio Real, o Patrimonio de la Corona, denominado Patrimonio Republicano por la Ley de 1932, y con su actual denominación desde las leyes de 1940 y 1982.
Este organismo público, dependiente del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Patrimonio Democrático, tiene una doble función: apoyar al Jefe del Estado en la función de alta representación que le atribuyen la Constitución y las leyes, y poner a disposición del público el patrimonio histórico-artístico que gestiona mediante su utilización con fines culturales, científicos y educativos.
Es importante destacar la unidad de sus bienes, vinculados por un proceso continuo de creación, especialmente intenso entre los siglos XVI y XIX, que ha dado lugar a conjuntos en los que las piezas muebles y las obras de arte están vinculadas a los edificios, y todo a la historia política y cultural de España. La coherencia de este conjunto, y las interrelaciones entre espacios, objetos y memoria que existen en él, confieren a este Patrimonio su principal valor cultural e histórico.

Sitios culturales en españa

Esta ley incluye una regulación precisa de los elementos sustantivos y remite a un posterior desarrollo reglamentario los aspectos procedimentales y organizativos, por lo que, para lograr una aplicación inmediata de la misma, se requiere la elaboración de una norma que complete y exija tales aspectos.
A tal fin responde este Real Decreto que regula en su título primero la organización y funcionamiento de los órganos colegiados enunciados en el artículo 3. º de la citada Ley, por lo que resulta decisiva su intervención en la aplicación de las normas, así como en la planificación y coordinación de las actividades dirigidas a la protección y enriquecimiento del Patrimonio Histórico Español.
El Título II desarrolla los instrumentos administrativos básicos, tanto para aplicar las categorías especiales de protección previstas en la Ley, como para permitir a los órganos competentes el control y seguimiento de los bienes así protegidos.
Cuestiones relacionadas con los instrumentos que preceden a la regulación de las transmisiones y exportaciones de bienes de relevante interés cultural, contenidas en el Título III, que ha pretendido conciliar los intereses de agilidad y rapidez del tráfico comercial, con la necesidad de salvaguardar y proteger este Patrimonio.