Escuela de bellas artes sevilla

Escuela de bellas artes sevilla

Entradas al museo de bellas artes de sevilla

Este edificio actual es el resultado de las transformaciones de principios del siglo XVII. Se derribó el antiguo edificio y se llevó a cabo una nueva construcción. El arquitecto encargado del proyecto fue Juan de Oviedo y Montera.
Las colecciones del Museo de Bellas Artes de Sevilla, como las de otros museos provinciales, tienen su origen en las desamortizaciones del siglo XIX. Se reunieron obras procedentes de los conventos y otras propiedades eclesiásticas de Sevilla.
A principios del siglo XX, las colecciones del museo se ampliaron. Numerosas colecciones de ilustres personajes locales fueron donadas al museo. Algunas de ellas eran de Rafael Gonález Abreu o de Andrés Parladé.
Desde que el museo pasó a manos de la Junta de Andalucía, el museo ha adquirido nuevas colecciones. En total se han depositado cincuenta y siete obras. Entre las nuevas obras destacan las de los artistas de la escuela sevillana y sus descendientes.
En el contexto de la escuela sevillana, también destacan varias obras de Zurbarán. Entre los fondos del museo se encuentra la Virgen de las Cuevas (1655).  También se puede disfrutar de su ilustre obra San Hugo en el Refectorio (1655).

Museo de bellas artes sevilla

“Los deberes de los presidentes, que rotaban su cargo en semanas alternas, eran dirigir el progreso de los alumnos, resolver sus dudas y arreglar sus disputas, imponer multas y preservar el orden en la escuela, y seleccionar a los nuevos miembros con derecho al rango de académico. Los gastos de los modelos de velas de carbón y otros elementos se sufragaban mediante una suscripción mensual de seis reales, pagada por cada miembro; mientras que los alumnos eran admitidos libremente para el estudio, mediante el pago de la cuota que pudieran pagar.
Los alumnos debían profesar su ortodoxia afirmando “Alabada sea la santísima Eucaristía y la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora”. En la escuela, se prohibía conversar sobre temas irrelevantes para las materias de la escuela, y el infractor era multado si perseveraba en ello, después de que el presidente hiciera sonar su campana dos veces. Palabrotas, lenguaje profano y ofensas
Tras un breve descenso de alumnos, en 1673 la academia contaba con 43 miembros. La academia no consiguió formar alumnos que llegaran a igualar en eminencia a los de los fundadores de la Academia. Esta Academia sevillana fue anterior a la Academia Real de Bellas Artes de San Fernando en Madrid.

Casa de pilatos

Tras la requisición de los bienes de la Iglesia llevada a cabo por Mendizábal en 1835, el Convento de la Merced se convirtió en museo en 1841. Su principal colección estaba formada por obras procedentes de los conventos y monasterios que habían sido expropiados. La visita de Isabel II a la ciudad en 1862 supuso la inauguración de la Plaza del Museo, que fue terminada por Juan Talavera en 1921. En el Convento de la Merced, obra maestra de Juan de Oviedo, las formas tradicionales del mudéjar medieval fueron sustituidas por elementos de influencia manierista.

Museo de bellas artes de sevillamuseo en sevilla, españa

La Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla es uno de los centros de formación más importantes de España, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI. En la actualidad, el centro ofrece dos licenciaturas: Licenciado en Bellas Artes y Licenciado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales. También existen dos programas de postgrado, el Doctorado en Arte y Patrimonio y el Máster en Arte: Idea y Producción.
Nuestra facultad combina en su programa de estudios la enseñanza de las técnicas tradicionales y de restauración de arte (señas de nuestra identidad) así como los conocimientos tecnológicos avanzados que existen en la actualidad para completar la formación de nuestros alumnos con una sólida formación teórica sobre la concepción del arte y su evolución histórica. De este modo, pretendemos conectar la formación práctica y teórica que se inició en el pasado para proyectarla hacia el futuro.
Además, nuestros cursos trascienden los ámbitos académicos para penetrar en la vida cultural de nuestra ciudad a través de la organización de exposiciones y diversas actividades culturales y de interacción social, para promover las prácticas, la cooperación al desarrollo y las relaciones internacionales.