Abogados laboralistas de atocha

Qué pasó en españa cuando murió franco

4. Sentencia La Audiencia Nacional, un tribunal superior español, condenó a los condenados a un total de 464 años de prisión. José Fernández Cerda y Carlos García Juliá recibieron penas de 196 años cada uno, y Albadalejo Corredera recibió 63 años por orquestar el atentado en el que murió en prisión en 1985. Sin embargo, la fuga de Lerdo de Tejada, mientras estaba en libertad bajo fianza en 1979, reforzó la convicción de los abogados de las víctimas de que los atacantes habían recibido ayuda de fuentes bien conectadas. Lerdo de Tejada se fugó a Francia, luego a Chile y a Brasil; la condena por su crimen expiró en 1997. Jaime Sartorius, abogado de los demandantes, cree que los responsables del atentado nunca han sido llevados ante la justicia: «No nos dejaron investigar. Para nosotros, las investigaciones apuntaban a los servicios secretos, pero sólo apuntaban a ellos. Con esto no quiero insinuar nada». Otro de los condenados, García Juliá, se fugó 14 años después, beneficiándose de su libertad condicional aunque aún le quedaban 10 años por cumplir. Dos años después de su fuga fue detenido por las autoridades bolivianas acusado de tráfico de drogas, cuyos fondos obtenidos podrían haberse utilizado para apoyar a organizaciones de extrema derecha. Fernández Cerra cumplió 15 años y quedó en libertad condicional en 1992.

23f

Todos los autores tenían vínculos con organizaciones neofascistas de España opuestas a la democracia. Los implicados en la masacre y sus cómplices fueron condenados a un total de 464 años de prisión, aunque posteriormente estas penas se redujeron significativamente y varios de los autores escaparon de la cárcel. Sigue habiendo dudas sobre si todos los culpables fueron llevados ante la justicia.
Los acontecimientos que rodearon la masacre se consideran generalmente un punto de inflexión crucial en la consolidación del retorno de España a la democracia a finales de la década de 1970. El periodista Juancho Dumall, al escribir sobre el 40º aniversario de la masacre, señaló: «Fue un acto terrorista que marcó el futuro del país de una manera que los asesinos nunca hubieran sospechado y, en cambio, fue el deseado por las víctimas». Conmemorado anualmente, en todo Madrid hay 25 calles y plazas dedicadas a las víctimas de la matanza de Atocha.
Tres hombres llamaron al timbre del número 55 de la calle Atocha entre las 22:30 y las 22:45 del 24 de enero de 1977. Su objetivo era Joaquín Navarro, secretario general del sindicato de transportes de CC.OO, que en ese momento lideraba una huelga de transportes en Madrid, había luchado contra la corrupción en el sector y había denunciado a la organización laboral Sindicato Vertical, controlada por el Estado.[1] [2]

Terrorismo de derechas españa

Matanza de Atocha de 1977Página de portada de la edición del 26 de enero de 1977 del diario Ya en la que aparecen las víctimasNombre de la Matanza de Atocha de 1977Fecha24 de enero de 1977 (1977-01-24)Hora22:30 CET (21:30 UTC)LugarCalle de Atocha 55, MadridCoordenadas40°24′35″N 3°41′37″W / 40. 40972°N 3.69361°W / 40.40972; -3.69361Casualidades5 muertos4 heridos
Todos los autores tenían vínculos con organizaciones neofascistas de España opuestas a la democracia. Los implicados en la masacre y sus cómplices fueron condenados a un total de 464 años de prisión, aunque posteriormente estas penas se redujeron significativamente y varios de los autores escaparon de la cárcel. Sigue habiendo dudas sobre si todos los culpables fueron llevados ante la justicia.
Los acontecimientos que rodearon la masacre se consideran generalmente un punto de inflexión crucial en la consolidación del retorno de España a la democracia a finales de la década de 1970. El periodista Juancho Dumall, al escribir sobre el 40º aniversario de la masacre, señaló: «Fue un acto terrorista que marcó el futuro del país de una manera que los asesinos nunca hubieran sospechado y que, en cambio, fue la deseada por las víctimas». Conmemorados anualmente, en todo Madrid hay 25 calles y plazas dedicadas a las víctimas de la matanza de Atocha.